Método general empleado en el curso de anatomía - MOOC

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Método general empleado en el curso de anatomía

La pregunta acerca de la importancia relativa de los factores intrínsecos y extrínsecos como factores clave de la evolución ha sido una constante a lo largo de la historia del pensamiento evolutivo y ha dado lugar a numerosos debates bajo diferentes perspectivas (Gould, 2002).
En los últimos años este debate se ha centrado en si la selección natural es la que principalmente dirige la evolución que por lo tanto operaría a través de la optimización adaptativa de los caracteres; o si por el contrario tanto la tasa como la dirección de la evolución están principalmente afectados por factores intrínsecos del organismo y su función (Gould y Lewontin, 1979; Alberch, 1989; Parker y Smith, 1990; Rose y Lauder, 1996; Gould, 2002).


Nuestros estudios toman como punto de partida la modularidad que se define como la propiedad de los organismos o de parte de los mismos según la cual se pueden descomponer en unidades básicas que a su vez forman parte de unidades más amplias.
Dichos módulos son unidades que están hechas de una forma internamente coherente por las interacciones múltiples de sus partes, pero que a su vez son relativamente independientes de otras unidades con las que están conectadas a través de interacciones más o menos débiles. Por esto, en condiciones naturales la estructura modular de los organismos no está completa, y los límites entre los módulos son de alguna manera “Fuzzy” dependiendo de la fuerza de integración entre las partes. Por lo tanto, aunque los múltiples módulos de una estructura modular son más o menos independientes entre ellos, presentan una fuerte integración entre sí. Los patrones de modularidad e integración se expresan matemáticamente como una covariación entre caracteres. Los módulos aparecen como el resultado del desarrollo de campos morfogenéticos espacialmente diferentes  (Klinbergen 2005).
Las técnicas empleadas  por nosotros se basan en la  La morfometría geométrica que se define como el estudio de la covariación de la forma con factores subyacentes. Esto es posible gracias a la aplicación de técnicas biométricas y programas computacionales.

La Forma es “toda la información geométrica que resulta de retirar los efectos de la posición, escala y rotación de un objeto” (Kendall, 1977), definición fundamental sobre la que se basa la morfometría geométrica.
La manera más común de minimizar las diferencias entre las diferentes formas de estudio corresponde al método generalizado de mínimos cuadrados, más conocido en Morfometría Geométrica como análisis generalizado de Procustes.

Si la morfogénesis sigue unas proporciones primarias prestablecidas a lo largo de la evolución,  sólo hará falta  dar valores a un solo parámetro para que se forme una u otra representación de la anatomía completa. Un pequeño cambio en un parámetro  puede dar origen a que las complejas interrelaciones entre  las unidades básicas y las unidades jerárquicas superiores tengan  en su conjunto o en cualquiera de sus módulos un éxito adaptativo o por lo contrario no sean viables.



 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal